miércoles, 29 de noviembre de 2006

Mea culpa

Una de las tiras de Mafalda que siempre vuelve a mi memoria, aunque seguramente bastante distorsionada por los engaños del olvido, es aquella en la que Susanita le dice a Mafalda que ella de grande trabajará para ayudar a los pobres, organizando fiestas benéficas en las que los invitados comerán pavo, ciervo, perdices y caviar para comprarle a los pobres “arroz, fideos y porotos y todas esas porquerías que comen ellos”. Es por eso que siempre pensé que la caridad pública es mejor que la privada. Pero bastante igual a Susanita me siento yo hoy después de comprarle a mi hijito mayor su regalo de cumpleaños apoyando a éste proyecto.

Lo único que espero para tranquilizar mi conciencia es que el aparato termine convirtiéndose en un objeto de colección, venderlo en subasta por diez veces más de lo que pagué por él y donar toda la plata que resulte a la misma organización.

¡Ay! Y todavía no se lo dije a mi marido.

27 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Bueno, esa idea se la robaron a la Iglesia Católica Medieval. Sólo que ellos te vendían la Eterna Salvación a cambio de la dádiva.
Hablando mas en serio: esta bien, uno hace un bien - cómodamente, pero regalar la ropa vieja que ya no se usa a Caritas también es cómodo - y sabe que lo engancharon con un argumento de ventas sofisticado pero y eso qué? Nos viven enganchando con peores cosas.

mardevientos dijo...

Digamos... t hijo estara feliz feliz con su regalo, mas alla de la beneficencia.
Y, si se puede elegir, hiciste bien en optar por el rojo!
SAlu2!

Ana dijo...

Lo del SIDA en Africa es de un horror sin límites, frente al cual como humanidad estamos simplemente dando vuelta la cara. Siempre algo es mejor que nada. Buenísimo el regalo, y buena la opción RED.

Alicia R. dijo...

Si igual lo ibas a comprar, ¿porqué no?. Espero que le haya gustado el regalo.

Anonymous dijo...

Cuando veo las campañas por el SIDA en Africa me pregunto a quién le importa el SIDA o la desnutrición en Sarandí.
solo una pregunta: si crees que la caridad pública es mejor que la privada poor qué te oponés a pagar impuestos? (Si, Sr. U, ya se, estoy medio pesado con lo de los impuestos). De todas maneras, no creo en la caridad, ni pública ni privada, prefiero invertir en generar oportunidades.Y ya me fui totalmente por las ramas.... Esperol que tu hijo lo disfrute y que en lugar de venderlo para hacer caridad genere una acción que permita a otro también poder comprarlo. Puf, qué aburrido soy

Ana C. dijo...

Eso, Ulschmidt, me engancharon con un argumento de ventas sofisticado y por eso me siento medio tonta. Lo bueno de la Eterna Salvación era que no generaba más consumo, aunque supongo que la Iglesia se quedaba con una buena porción de las donaciones y destinaba a la caridad una miseria, igual que ahora.

¡Bienvenida Mardevientos! Siento que hay algo fundamentalmente perverso en esta campaña (RED). Nos compramos artículos de lujo pero lo que llega al Africa es una proporción mínima de lo que gastamos.

Ana, cierto, algo es mejor que nada. Pero para él no es vital recibir ese regalo y para muchos africanos sí lo es recibir prevención y medicinas. Un consuelo es que con poco dinero en Africa se hace muchísimo.

Alicia R., todavía no fue su cumple. Verle la cara cuando lo haga valdrá todos los remordimientos. Gracias por pasar. Tu blog me gusta mucho, aunque nunca haya dicho nada.

Anonymous, ¡A mí me encanta pagar impuestos! Y nunca creo haber dicho lo contrario. ¿Cómo puedo haberte dejado esa impresión? Pienso que es el precio que pagamos por vivir en una sociedad civilizada y nuestra responsabilidad como contribuyentes nos convierte en mejores ciudadanos. ¿Por qué nos preocupa más el Africa que Sarandí? Porque tanto Argentina como Brasil, por dar otro ejemplo que me parece relevante, estarían en condiciones de resolver el problema por sí solos si se lo propusieran. En algunos países africanos la ayuda externa es mucho más necesaria.

Lo bueno del catolicismo, me dijeron una vez, es que uno hace un Mea culpa o se confiesa y se queda tan feliz. Yo acá parezco casi una puritana calvinista, dándole vueltas a la cosa para seguirme sintiendo mal.

Elemaco dijo...

Hace un tiempo escuche una de esas frasesitas hechas de las que todavia me ponen la piel de gallina

"No hay que donar lo que sobra, sino lo que duele"

Ufffff

Mikaelina dijo...

No te sientas culpable. Todos sabemos que no se necesita caridad sino justicia, pero algo es mejor que nada.
La caridad es una palabra horrible, pública o privada, pero muchas gotitas de agua en inversión o colaboraciónara el desarrollo puede dar algún resultado importante, depende de cada uno de nosotros, pero todos juntos.
Ains, que pena!

Ana C. dijo...

Elemaco, esa es una buena frase calvinista. Pero si sólo donáramos cuando duele, donaríamos bastante menos que donando lo que nos sobra.

Mikaelina, gracias por el consuelo. Es cierto que si hubiera más justicia se necesitaría menos la caridad. Sin embargo, a mí no me parece una palabra horrible. En algunos casos y para algunas personas la justicia no es suficiente y la caridad, en su versión "asistencia social", es más útil.

arboltsef dijo...

Pues excelente regalo, la verdad. :) Hasta lo envidio, sniff, no me quieres regalar uno para seguir apoyando la causa africana??? :P

(ta bien, ta bien... se hace lo que se puede... es una excelente opción, hiciste una buena compra, deja de sentiros culpable. Dentro de todas las opciones, hiciste la mejor :)).

Dan dijo...

Un iPod contra el sida, qué fuerte!!!!! Espero que vaya cargado de música de cámara y algo de Queen...

!D

Caracol dijo...

No coincido.
Habría que ver la proporción. Si es igual o mayor al 1 %...ojala todos los argumentos de venta fueran así.
Con solo el 1 % del PBI de los paises ricos en 20 años el panorama desvastador de Africa desaparecería.
Por lo que se pusieron objetivos para ir incrementando de distintas formas el apoyo y los únicos que llegaron al 0,7 % fueron Dinamarca y Suecia.
Entonces, aunque en algunas casas seguirian comiendo pavo y palmitos en otras tendrían arroz, vacunas y EDUCACIÓN, solo con eso alcanzaría.
Hay paises de Africa que tienen el 50 % de la gente infectada, y su expectativa de vida es de 35 años.
Yo hace 4 años que estoy viviendo de arriba...

Caracol dijo...

No cerré, entonces yo no me sentiría nada tonto.
Es verdad que lo ideal sería que nadie tuviese un auto caro, o dos autos o... pero lo perfecto es enemigo de lo posible.
Busquemos mecanismos que no pidan dolor, pues solo donarían los heroes.
Con solo un poco de conciencia podemos ayudar y mucho, el mundo no será justo por ello, si será menos injusto, un poco.

Buena compra.

Elemaco dijo...

"Con solo el 1 % del PBI de los paises ricos en 20 años el panorama desvastador de Africa desaparecería."

Caracol: Hay mas de uno (entre quienes todavia no decidi si me encuentro) que creen que la ayuda a los paises pobres perjudica mas que lo que beneficia.

Y pueden utilizarse tanto argumentos neoclasicones como heterodoxos.

Ana C. dijo...

Arbol, yo subsidiaré tu causa comprándote un libro de vez en cuando, igual de egoísta, pero ahí ganan el subsidiado, porque vivirá de su trabajo y el subsidiante, por el placer de la lectura.

Lo bueno del iPod, Dan es que uno lo carga con lo que quiere. Creo que en éste va a haber de todo, también Queen.

Caracol, cuando empezás diciendo "no coincido" me asusto. Después de leerte veo que hay más coincidencias que desavenencias y me tranquilizo. Lo perfecto es enemigo de lo posible...

Elemaco, es cierto que la ayuda al desarrollo surtió menos efecto en el pasado de lo que se esperaba. Razones hay muchísimas, una de ellas era que lo que se daba con una mano se quitaba con la otra, pero creo que con la nueva moda de ayuda "condicionada", las cosas van a ir mejor. Las condiciones son buenas instituciones (no a la corrupción, por ejemplo), en sectores específicos, como salud y educación, y en países donde se aproveche mejor.

Elemaco dijo...

mmmmmmmmmm
Ayuda condicionada a apertura financiera, comercial, privatizaciones, desregulaciones, ajuste fiscal, todo ello analizado por un grupo de expertos de los mejores Think-Tanks del mundo que cobran jugosos cheques (me consta), que miran la brecha de ahorro usando un modelito Harrod-Domar obsoleto desde que se invento la radio y terminan financiando una represa hidroelectrica en mitad del desierto o el arsenal con el que un dictadorcillo sojuzga a su poblacion o compra a los sindicatos.

Ana C. dijo...

¡Justo los dos ejemplos que das al final es lo que espero sea cosa del pasado! Fijate que las condiciones que yo nombro no son las mismas que ponés vos...

Anónimo dijo...

la verdad, todo esto parece una sesion de sicoanalisis

Ana C. dijo...

Y qué quiere con el tema del post, anónimo comentador. ¿Sabe que me ponen muy incómoda los comentadores anónimos?

ayj dijo...

ana mis disculpas, un typo, y, nuevamente mis disculpas

caracol dijo...

Será cuestión de hacerlo con inteligencia, o via indirecta ya sea ekliminando subsidios, fomentando/subsidiando industrias, salud y educación.
Pero obviamente no dandole guita a gobiernos para que lo hagan sino haciendolo.
Hoy es mucho mas facil analizar a ONG para canalizar recursos.

caracol dijo...

y en lo que no coincidía era en que te sintieras tonta.

Ana C. dijo...

No se preocupe, Ayj, ahora que se dio a conocer me quedo tranquila.

Bien que lo decís, Caracol. Parece ser que la ayuda al desarrollo que va a través de ONGs, es mucho más efectiva que la que va directamente de gobierno a gobierno. La disyuntiva es elegir la buena ONG, porque hay algunas que tienen una especie de agenda oculta, objetivos específicos con los que quizás a veces no estemos de acuerdo.

arboltsef dijo...

Con lo de un libraco ocasional me conformo, muchísimas gracias :)

Elemaco dijo...

mmm, no puedo evitar la ironia! sabra disculparme pero...

Habia olvidado que al pasar del siglo XX al XXI el hombre dejo de ser hombre y ahora paso a ser un ser que se preocupa por el otro y no persigue intereses personales y que el poderoso reconocio por fin que su poder no solo le da derechos sino tambien obligaciones.

Cecilia dijo...

y bue! yo también me engancho en todas, sigo creyendo en las buenas causas, privadas o públicas, no puedo ser indiferente y siempre me terminan vendiendo algo. Que tu hijo disfrute mucho de tu regalo!!, me encantó el post, las amigas Susanita y Mafalda me han acompañado en mi niñez, adolescencia y aún hoy no puedo dejar de releerlas.
Buen fin de semana!

Silvina dijo...

Todo es tan relativo, todo es de acuerdo al cristal con que se mire, uno te podría decir que es de mal gusto este post, porque la caridad bien entendida debiera reservarse, debiera ser un acto del que no se enterse nadie, puede venir otro y decir, - te felicito, es genial lo que hiciste-no hay nada mejor que ayudar con las herramientas que uno tiene a su alcance. Yo me quedo con la segunda postura, es que actuamos con las herramientas que tenemos a mano, si tuvieras que ayudar a construir una casa, no podrías hacerlo sola, a lo sumo podrías alcanzar un ladrillo, o una madera, o un balde con material, no podés mas.
Felicidades para Vos y tu niñito, que lo disfruten ambos, el de su juguete nuevo y vos de su invalorable sonrisa.
Saludos desde Girona, España.
P.D. no me puedo ir sin antes invitarte a mi blog, creo que tiene algunos matices parecidos al tuyo.