lunes, 11 de junio de 2007

Receta para ser feliz

Ingredientes: Nochecita del mes de junio con 20°C y 60% de humedad, calles de Bruselas llenas de tilos en flor, un cuarentón un poco vicioso pero en buen estado de conservación.

Preparación: Invitar al cuarentón a dar un paseo, dejar que él decida el camino y seguirlo donde nos lleve, no dejar de respirar el aire tibio y perfumado del principio del verano sin olvidarse de besarlo a cada rato, sobre todo cuando el perfume de los tilos se siente con mayor intensidad.

Sale siempre perfecta.

32 comentarios:

venusina dijo...

Y digo yo doña, el cambio de algún ingrediente altera el resultado? Lo digo por los que no vivimos en Bruselas o tenemos que esperar que madure uno de los ingredientes.
:)

Ana C. dijo...

Ah, Venusina, yo creo que se le pueden sacar o agregar a elección entre diez y veinte años, y hasta cambiarle el género! Lo que sí es absolutamente imprescindible son los besos y el perfume a verano.

Ulschmidt dijo...

A mi no se me da por los cuarentones, la verdad, pero igual la felicito. Ud. tiene la mejor disimulada de las vetas románticas, estoy empezando a sospechar, pero romántica al fin.

La otra parte de mí dijo...

Que lindo!!!!caminar en las noches de verano y enamorada..mmmmmmuchísimo mejor!!!!voy a intentarlo por acá...tal vez una tarde de sol de invierno no estaría nada mal, no?

Mikaelina dijo...

Y ese cuarentón... ¿debería ser escandinavo?

Lo mejor del mundo, las noches de verano aderezadas.

Ana C. dijo...

¿Tan disimulada estaba, Ulschmidt?

Y las tardes con neblina tampoco, La otra parte de mí ¿eh?

No necesariamente, Mikaelina, no necesariamente. Ahí también se puede variar con los ingredientes. Me encantó lo del aderezo.

vic dijo...

el secreto del condimento lo deben tener esos dos que caminan, se besan con cada perfume y respiran primavera. :D
más que la receta misma, no?

Indigo dijo...

Muero de la envidia, sana, pero envidia al fin.

Me alegro muchísimo por usted!

Sí, estaba disimulada.

Alex dijo...

divino, yo sigo a cincuentón bien agarrada del brazo por las neblinosas calles de este junio inusual en buenos aires :)

Ana C. dijo...

Bueno, Vic, no es un secreto demasiado bien guardado, así que debe ser una receta fácil de copiar :-)

Ah, no, Indigo, no hace falta sentir envidia siendo vos. A buscar un lindo veinteañero sin muchos vicios y a seguir el ejemplo.

La neblina en buena compañía y bien abrigadita también es una buena fuente de felicidad, Alex. También lo hemos comprobado por acá.

Ana dijo...

Suena bien, muy bien, disfrutalo mucho!!

vic dijo...

bien! tomo nota entonces :D

Betty Carol dijo...

No tiene una receta alternativa? Como por ejemplo esas que dan para gordos de "Isla flotante light"

porque a mí me falta estar en bruselas, que sea verano y un cuarentón vicioso. Tilo tengo en saquitos, por ahi puedo arreglármelas con eso.

Ana C. dijo...

Gracias, Ana! ¿Hay tilos en Montevideo? Te los recomiendo para el próximo verano del Sur :-)

Y a ser creativa con las variaciones, también, Vic!

Es que de eso se trata, Betty Carol, de experimentar recetas alternativas. Usted agarra los elementos que se le ocurran y los combina como quiere. Pero eso sí, haga uso de sus sentidos. Ah! y los cuarentones viciosos (pero sólo un poco) no son recomendables antes de cumplir cuarenta años, además.

Ana dijo...

Si, hay, con aroma embriagante y todo. Asi que para el próximo verano quizá pueda aplicar la receta :-)

Robin dijo...

Mira la "Victoria Ocampo" del Viejo Mundo. Que tul!

Batman dijo...

Buena receta, lastima que eso de andar besando cuarentones por la calle no me va como dice el Sr Ulschmidt.

Robin dijo...

Bueno...una cuarentona digamos es el mismo ingrediente.

Batman dijo...

Preferiria una "gatubela" Robinho.

Robin dijo...

Como? Gatubela tiene menos de 40...Andaaaaa!

Batman dijo...

Jajaja...Una Michelle Pfeifer 20 anios atras.

Robin dijo...

Segui participando Murcielago...

Ana C. dijo...

Aplique, Ana, aplique. Los cambios siempren ofrecen nuevas oportunidades.

Gatúbela, Batman y los tilos... Bueno, bueno, una receta amelliorée.

Magdalena dijo...

que lindo/rico/necesario, suena todo...

cansarnoso dijo...

cuarentona como Nicole?
Aunque apuesto que platicando como vecinos de butaca en un vuelo transocéanico we would enjoy our company mucho más en Sabena desde EZE que hasta LAX por Qantas

Ana C. dijo...

Todo eso, Magdalena, y más también.

Un poco más, Cansarnoso. Igual, mire que los vuelos transoceánicos son largos ¿eh?

cansarnoso dijo...

A los argentinos nos han entrenado tanto para los vuelos sin paracaídas
que confiamos poder elegir bien:
Te seguiré, porque no me defraudarás

cansarnoso dijo...

Pequeños detalles logísticos:

Contratá alguna cotorra bruselina, pero de la banda oriental.
Para cebar mate, porque el servicio de cabina de Sabena ha decaído mucho en los últimos seis años

Dicen que soy aburrido
Y por las dudas quedemos sin tema de conversación
llevo la notebook para borronear un post para mi blog

montevideana dijo...

Las noches de verano tienen esa magia de "algo que flota en el aire". A veces pueden ser mosquitos, pero no es en eso que estoy pensando.

Pero no estoy de acuerdo con que también sirven las tardes de invierno. Pueden ser las mañanas de sábado serenas al sol, pero les falta "el beso que se cosecha en la penumbra" (Dolina dixit).

Ana C. dijo...

No sólo el servicio de cabina decayó, Cansarnoso, sino toda la compañía, que entre cierres y fusiones ahora se llama Brussels Airlines y sólo hace cabotaje europeo. Y borronee tranquilo, que acá estamos esperando.

Eso es cierto, Montevideana, ese beso en la penumbra, si se da entre bufandas y guantes no es para nada lo mismo.

montevideana dijo...

Y si ni siquiera es en la penumbra, ni te digo. No, no hay como las noches de verano para ponerse romántico.

quane dijo...

venga que quiero recibir las actualizaciones de su blog, es todo un descubrimiento para mi vamos! gelt.dm79@gmail.com


desde colombia