miércoles, 23 de mayo de 2007

Relecturas

Terminé la relectura de El Cazador Oculto. Lo había leído con doce años recién cumplidos y lo único que me acordaba eran un montón de sensaciones al final del verano justo antes de empezar el colegio. Como siempre que uno vuelve a leer algo, el libro es completamente otro.

Esta vez descubro a un adolescente cínico, desencantado y bastante deprimido que mientras se pierde en Nueva York se expresa con una indolencia desgarradora. Pero no encuentro ninguna de esas sensaciones del final de mi infancia. Mi única explicación es que mi primer amor debe haber sido Holden Caulfield.

8 comentarios:

Alex dijo...

Eso pasa, y cuando pasa así, cuando no te confirma la primera sensación, es raro. Uno cambió y el texto permanece, pero sirvió para darnos un sentido en cada etapa.

Ulschmidt dijo...

Digo como Ud. y como Alex. Mas aún tengo una serie de libros que no releo - muy en especial los que leí en la adolescencia - porque tengo la casi certeza de que vueltos a abrir ya no serán lo mismo.

MAtias dijo...

Confieso mi total desconocimiento de la obra. Acabo de chusmear un poco en la wikipedia y parece interesante, uno de esos libros que me suelen gustar. Lo pondré en "la lista"

Ana C. dijo...

Debe ser algo así, Alex, leer la historia de un chico adolescente al comienzo de ella se vive de otra forma que teniendo un hijo adolescente. Y fue bien raro, todo el tiempo tratando de reconocer algo, sin demasiado éxito.

Y sin embargo, Ulschmidt, a veces hay que hacerlo, me parece, porque uno de muy joven y con el cerebro no del todo maduro no tenía las herramientas necesarias para entenderlo o disfrutarlo del todo.

Merece estar en "la lista", Matías. Y cuando quieras, te lo presto.

Alex dijo...

Y obviamente lo que más me gusta de la relectura son las nuevas dimensiones, cuando la cosa crece y descubrís lo que antes te pasó inadvertido, será que ahí el libro creció con uno? será la magia?

Ana C. dijo...

Con este libro me pasó eso también, claro, a los doce años una no está en condiciones de darse cuenta por qué una novela de culto se convirtió en tal.

Alex dijo...

ocvio

Magdalena dijo...

Pero que loco!
Acabo de hacerme de una copia de ese libro. En mi caso por primera vez. Yo estoy atrapada como pocas veces...
Ya le contaré que pasa cuando una lo lee a los 31 que anda pasando...