viernes, 10 de marzo de 2006

Matusalenes

Andan por ahí algunos especialistas en longevidad diciendo que en menos de veinte años va a haber tales avances en ciertas técnicas medicinales que la vida del ser humano se va a extender mucho más allá de lo que hoy por hoy se cree son sus límites, algo así como unos 120 años. Se nombran cifras tales como 500, 800 o 1000 (¡mil!) años. Las consecuencias sociales, o económicas, de semejante revolución son difíciles de imaginar y hasta ahora nunca leí nada al respecto, pero de vez en cuando hago algún ejercicio mental sobre el tema, tratando de imaginarme un mundo con gente sobrecargada de experiencia. Casi siempre me gusta encontrar compañía para mis ejercicios mentales, pero en este caso la mayoría de la gente encuentra la idea tan absurda, que ni siquiera le dedican al tema más de medio minuto de atención y se distraen con otra cosa. El único al que conseguí enganchar con la idea fue a mi marido, al que desde que nos conocemos suelo arrullar con mis divagaciones hasta que los dos nos quedamos dormidos. Creo que nos pusimos de acuerdo en irnos cada uno por su lado y seguir siendo tan amigos. Hubo otro que me dijo, en el escaso medio minuto que le dedicó al tema, que él seguiría casado con la misma durante los ochocientos años. Después de esa respuesta, perdió unos cuantos puntos de mi estima por su falta de imaginación.

19 comentarios:

PartyAnimal dijo...

Uyyyy....que vida tan larga nos espera...y que hariamos con tanto tiempo??

Ulschmidt dijo...

Ralentizar la existencia, seguro. Creo que esto ya viene pasando. Antes se casaban, laboraban y parían a los catorce para morirse a los cuarenta con suerte. Eran violentos revolucionarios a los deciocho, dirigían ejércitos libertadores a los veintitantos, morían pobres y enfermos a los treinta y pico (véase: vida de Manuel Belgrano)
Compárese tan intenso vivir con el tipo de 30 pirulos que todavía no se mudó del dormitorio en la casa de sus padres.

MAtias dijo...

Sí, yo también he leído algo sobre los experimentos para alargar la vida. Pero todavía no termino de imaginarme el mundo en ese contexto. Igual creo que el ejercicio que te planteás es muy entretenido, y seguramente nada aburrido.

Por lo pronto nos queda vivir la vida, nomas. Un abrazo

MALiZiA dijo...

Y bueno habrá que pensar qué hacer, por mi lado me deja la esperanza que recién te van a decir solterona a los 90 y pico. Entonces no lo veo tan mal.
Te cuento que tuve una taraabuela que murió a los 113 años, o sea que vengo de familia longeva, ay Dios!
Espero por lo menos que el mundo no esté tan convulsionado, porque no sé si el que va a aguantar tanto es él.
Un beso y hasta prontito.

Ana C. dijo...

Por lo pronto, ir a más fiestas, partyanimal. Ahora no me alcanzan los fines de semana para ir a todos los lugares que proponés. O también estudiar más carreras, conocer más gente, cambiar de profesión dos o tres veces...

Sí, ulschmidt, eso de ralentizar la existencia seguro que pasa, pero supongo que habrá algunas fases que no se podrán atrasar demasiado, como la de tener hijos. Mire sino lo que les pasa a esas parejas que se ponen a tener hijos a los cuarenta y al final terminan adoptando chinitas, rumanas o rusitas. Por otro lado, no sé qué sentido tiene alargarse la vida si vamos a vivir como caracoles. ¿En serio que Belgrano murió a los treinta y pico?

Matías, tu artículo está muy bien con ese mundo lleno de sabios, pero de alguna forma te lo imaginás yendo a dos (o más) velocidades. Para que los sabios sean sabios tendrían que ir asimilando la historia y aprendiendo de ella a la misma velocidad a la que va ahora, mientras que las etapas de la existencia irían a un ritmo más lento. Pero, bueno, quizás sea lo que está pasando ahora, con la ciencia y la tecnología yendo a mil y nosotros viviendo cada vez más despacio y pensando más rápido.

Malizia, si tu tatarabuela se murió a los 113, es bastante probable que, como van las cosas, vos vivas hasta los ciento cincuenta, dicen que de las nenitas escandinavas que están naciendo hoy, más de la mitad va a vivir más de cien años, así que solterona serás como a los cincuenta.

PartyAnimal dijo...

Les propongo mirar esto...es un pequeño ejercicio para calcular nuestra posible duracion de la vida...asusta un poco...por eso mi lemas es:(basado en un comercial de xbox)
Life is too short...Play (and party) more...
¿Quieres saber hasta que edad vas a llegar?http://www.jmnoticias.com/wjmdata/
NOTcurio/calc_tvida.htm

venusina dijo...

el sitio de partyanimal me da que viviré 100 años. Ahora tengo que reconstruir mi esquema de futuro.
Ahh! Y si viviremos más tiempo... ¿la jubilación debería ser más tardía o vamos a pasar la mitad de nuestra vida jugando a las bochas?

Ana C. dijo...

A mí me dió 101, pero seguro que hice un poco de trampa. Acá hay otro que es un poco menos optimista, pero bien lúdico.

http://www.nmfn.com/tn/learnctr--lifeevents--longevity_game

Este me dió 91. Sin trampa.

leandro dijo...

yo soy inmortal, así que no me preocupa el tema

Ana C. dijo...

Es que a mí es eso exactamente lo que me preocupa. Yo no quiero ser inmortal.

Gaby dijo...

No me disgusta la idea pero es inviable, a nadie le interesa la superpoblacion, especialmente a los que deciden.
Ya la vida está alargada artificialmente, de hecho la menopausia existe por ese alargamiento.

MAtias dijo...

Sí Ana, la historia es lo que miramos cuando nos damos vuelta, si no no sería historia. Pero me ilusionaría saber que el hombre puede hacerse más sabio cuanto más viejo.
Lo cierto es que existe también la posibilidad que la experiencia le sirva para perfeccionar su maldad. No termino de cerrar mi propia reflexión...

PartyAnimal dijo...

Y como juega la re-encarnacion en todo esto??

Ana C. dijo...

¡Ja! Eso de la sobrepoblación sí que es un tema. Los señores investigadores que proponen envejecernos hasta lo incontable lo solucionan reduciendo la tasa de natalidad. Un mundo lleno de vejetes inmortales y sin nenes, como perspectiva. Lo dejo a la imaginación de cada uno.

Otra variante, más a gusto de Matías, una élite de ancianos sabios semi-inmortales y la gran mayoría con esperanza de vida normal.

La reencarnación es otra historia. A mí me parece muy new-age. Una combinación de viejitos y nenitos reencarnados. Guerra intergeneracional asegurada. Los sistemas de pensiones, que se agarren.

EQAEG (El Que Antes Era Gayabuc) dijo...

Ni en pedo.
Desde los 60 ? o los 70 ? hay que comprar viagra duarante 40 o 50 años... y algo para el parkinson, sino no la embocás, y algo para el alzeheimer, a fin de saber como se hacía y para que, y con quien.
Muy complicado.
Prefiero algo mas corto, sisi.

arboltsef dijo...

Jajajajaja, estuvo buenísimo el toque final.

Pero yo no querría vivir ochocientos años. Para mí eso sería una maldición, la verdad... no tengo curiosidad por vigilar ciclos, prefiero terminar mi vida a la antigua, que sean mis hijos quienes me cuenten cuando me alcancen.

Ana C. dijo...

¿Te gustó lo de la falta de imaginación? ¿No es demasiada falta de ella toda junta?

Yo también pienso que una vida así de larga debe ser un espanto de tedio y de mirarse el ombligo.

venusina dijo...

Me acordé de un libro que habla tangencialmente de este tema: "El viaje a la felicidad" de Eduardo Punset. Más allá de la crítica, pienso que están bien planteados algunos temas como las prioridades y la forma de vida que existe con una expectativa de vida de 200 años. ¿Dónde andás Ana?
Un abrazo

montevideana dijo...

la única razón por la que me gustaría llegar a 150 años de edad es para jactarme de haber conocido 3 años capicúas: 1991, 2002 y 2112.

el resto, creo que a partir de cierto momento vivir es perder: miro a mi bisabuela con 102 años, que ya enviudó 2 veces y que reza por morirse o por perder la cordura y nada, sigue como un roble... y no me seduce demasiado, la verdad.